5 ideas para encontrar el amor en tiempos de cuarentena


Mi amiga Natalia se separó el año pasado después de 5 años de montaña rusa emocional (ella les llama “los mejores años de mi vida”, pero sus amigas podemos dar cuenta de que ha decidido olvidar el 75% de las anécdotas de su relación). Luego de esta separación prometió que “nunca más” se enamoraría, y que en adelante disfrutaría la vida como una mujer independiente y alocada. Hace poco, Natalia tuvo el pésimo timing de decidir que en realidad la soltería no era para ella y que estaba lista para encontrar a un nuevo amor. Tres días más tarde quedaba encerrada en su piso de Barcelona, y nos consultaba a las chicas del grupo -copón de tinto en mano- via Zoom cómo aprovechar estas largas semanas de cuarentena para conocer a alguien. La pregunta me quedó rebotando en la cabeza y decidí consultar a las coach de relaciones de Youlosophy (que me cuentan que tienen más trabajo que nunca por estos días, y no me extraña), y aquí os comparto sus consejos.




1- Busca en el lugar correcto

Ya sé que el título suena a una obviedad, pero resulta que la mayoría de nosotros no sabemos dónde empezar a buscar cuando queremos conocer a alguien. La disco o el bar son los sitios típicos en los que todos caemos, incluso cuando gente como Natalia no son para nada nocturna, bebe poco y se acuesta temprano. ¿Por qué acudimos a sitios donde es muy probable que la gente que encontremos no comparta nuestros intereses y estilos de vida? Lorena, una de nuestras Love Gurus, recomienda mirar primero alrededor nuestro, en sitios que ya frecuentemos o donde haya mayor chance de coincidencias. Por ejemplo, Natalia practica escalada, por lo que le sugerí que se apunte a los foros de su club, busque grupos de este tema en Facebook, y en la medida de lo posible, que participe. Después de reirse y negarse terminantemente decidió seguir el consejo y aunque el amor no llegó aún por ahí, me ha reconocido que ya está hablando con una cantidad de gente que comparte su hobby y están planeando una quedada para cuando termine el confinamiento. Otros sitios donde abrir el juego sentimental pueden ser el gimnasio, el club, el posgrado, y básicamente cualquier grupo de afinidad donde ya te sientas cómodo y te la pases bien, solo o acompañado. Además, allí serás tu versión más auténtica y quien te conozca y le gustes ya estará conociendo a quien no te cuesta ningún esfuerzo ser.


2- Domestica tus apps

Probablemente no vayas a dejar de intentar con las apps de citas, y está bien que también abras el juego ahí. Pero ten cuidado porque pueden ser un arma de doble filo. Entras para buscar compañía y puedes salir sintiéndote más solo (y con menos autoestima) que antes. Paco, otro coach que colabora con Youlosophy, recomienda indagar primero en las apps “de nicho” (las hay para divorciados, adultos mayores, veganos, evangelistas, inmigrantes) donde la concurrencia es menor pero las chances de afinidad son mucho más altas, y podrás ser tú mismo sin sentir que estás “compitiendo” con 20.000 otros perfiles que no tienen nada que ver contigo. Si finalmente recalas también en una app masiva como Tinder, intenta seguir la misma línea de pensamiento y sé lo más genuino y detallado posible en tu perfil. Tu objetivo debe ser filtrar a la mayor cantidad de gente, y no lo opuesto (y éste es el mayor error que comenten varios, me explican Lorena y Paco). Si subes esa foto de aquel verano hace una década en la que estuviste escultural, y escribes que tu hobby es luchar contra el hambre mundial, recibirás cientos de mensajes, pero probablemente a la segunda conversación ambas partes perderán interés y habrás perdido el tiempo.


3- Socializa por video

Esta es específica para tiempos del coronavirus. Todos los días se están generando cientos de videochats grupales, que son hoy en día el equivalente a salir de cañas, ir a una clase del gimnasio o al cumple de un amiga. Aunque te de pereza, intenta participar de uno por día, y escoge aquel en el que haya chance de conocer gente nueva (mi amigo Rob, holandés viviendo en Madrid, organiza una quedada virtual de expatriados e invita a sus conocidos a que sumen a otros en la misma, y el grupo no para de crecer desde hace dos semanas). Ten en cuenta que hoy por hoy esta será tu única carta de presentación posible ante estos desconocidos, así que asegúrate de verte bien (al menos péinate, quítate el pijama) y siempre que puedas y te apetezca, participa.


4- Usa las redes sociales a tu favor

En este punto las opiniones están divididas. Paco recomienda ni tener redes sociales, o usarlas en modo “privado” únicamente para conectar con la familia o amigos verdaderos, dado que hoy no queda otra. Lorena, en cambio, opina que bien utilizadas, y con un poco de sensatez, se puede conocer gente valiosa por este medio. Sölo tienes que recordar que el 90% de lo que ves en una red como Instagram no es en realidad la vida de estas personas, que como todo medio tiene sus reglas y formatos, y aquí la regla invisible parece ser la de exacerbar lo positivo y fotogénico, y no hablar de lo cotidiano y no tan optimista. Imagina que estás redactando o actualilzando tu CV después de mucho tiempo. Lo que expongas debe ser verdad, pero también debe contar una historia. No puedes contarlas todas (aunque tu vida es justamente eso) porque confundirá. Escoge la imagen que quieres proyectar (sin caer en la trampa de volverte un personaje de revista) y ve narrando tu historia a tu propio ritmo, sin apabullar pero sin desaparecer. Recuerda que, nuevamente, hay redes sociales menos masivas que Instagram o Facebook donde se puede conocer gente y mucho más afin a ti. Solo es cuestión de buscar un poco o preguntar a tus conocidos con quienes ya compartes esas afinidades (lo que te lleva de nuevo al punto 1).


5- Expande tu círculo

Sobre este punto hay todo un capítulo escrito en el nuevo libro “Súper” de Youlosophy, pero intentaré resumirlo en dos lìneas. Es muy sencillo: para seguir creciendo, tienes que seguir expandiendo tus entornos. Eventualmente ya conocerás a toda a la gente de tu gimnasio, de tu trabajo, de la uni y del bar de la esquina. No te queda otra más que mirar un poco más allá. Pero antes de recabar en la megadisco (a la que además por ahora, no puedes ir), expande de a poco, un pasito a la vez. ¿Conoces las apps barriales como Nextdoor?


La lista no termina aquí. ¡Cuéntanos qué estás haciendo tú para conocer a tu futuro amor en tiempos del confinamiento en casa! Y recuerda que, al final del día, de quien debes estar enamorado *siempre* es de ti mismo. ¡Lo demás está muy bien pero es secundario!


En una semana chequearé con Natalia y prometo contarles si ha habido avances.


Home | Misión  Soporte Contacto Blog 

©2020 YOULOSOPHY SL