5 claves para mantenerte fit durante la cuarentena

Quien les escribe suele llevar consigo la típica pulserita de monitoreo corporal (una Fitbit, bah!), más que nada usada para confirmar lo mal que duermo (ése es tema de otro blog) pero mentiría si no dijera que chequeo la cantidad de pasos dados diariamente. No es por alardear pero, como buena obse de la gimnasia que soy, ando por unos 20.000 diarios (un poco sí es por alardear). De ahí mi sorpresa (¿terror?) cuando después de mi primer día de cuarentena observé que mi habitual marcador de 5 dígitos ahora indicaba “2500”. Exacto. 2500 pasos en un día. Es decir que me moví casi un 10% de lo habitual.

No sé si el coronavirus será el fin del mundo como pregonan los aguafiestas de siempre, pero algo es seguro: no tengo intenciones de que sea el fin de mi estado físico (si viene el fin del mundo al menos que me coja espléndida). Acto seguido envié correos y whatsapps a mis Youlosophers favoritos, esos que responden enseguida y saben de cualquier cosa (vosotros sabéis quiénes sois) y a partir de sus consejos armé esta lista con las 5 acciones que no puedes dejar de emprender si pretendes volver a las playas este verano. Como siempre, esta lista no está completa sin vuestro input, ¡así que a enviar comentarios se ha dicho!



Ingiere menos calorías

Parece una obviedad pero resulta que yo no lo estaba haciendo. Hombre, que si te vas a mover el 10% de lo habitual (que no, que te moverás más, sigue leyendo, pero tampoco será el 100% habitual), lo lógico es que consumas menos calorías (todas las calorías que no quemas durante el día se convierten en michelines, es así de fácil, aunque los científicos lo explican con más garbo). Si no tienes idea de la cantidad de calorías que ingieres por día, aquí va una calculadora de lo más práctica.


Come 6 comidas por día

Esta ya te la sabías, venga. Y no es un consejo exclusivo para esta “etapa madriguera” en la que estamos. ¡Hazlo siempre! Yo estuve como dos años comiendo sólo apio y agua (quizás exagero) para adelgazar y ni caso, hasta que probé este consejo que me daba todo el mundo (puedo ser un poco testaruda a veces), y el cambio fue visible y bastante rápido. Estando en casa las 24 horas lógicamente sentirás ansiedad, y es probable que eso te lleve comer snacks a deshora. Para evitar esto, agéndate comer seis colaciones diarias, y déjalas preparadas de antemano de ser posible. Así sabrás que cada 3 horas aproximadamente tienes una excusa para cortar con lo que estés haciendo, estirar las piernas y comer algo que no sean ganchitos fluorescentes.


Despierta tu cuerpo, aunque no quiera

Antes de depositar tu esqueleto en la silla del teletrabajo y fundirte lentamente en ella, regala a tu cuerpo una inyección de endorfinas que te mantendrá el metabolismo elevado todo el día y, te prometo, te mejorará el humor también. No sólo se trata de hacer algo aeróbico. Aquí va un tío que la tiene muy clara y que propone una forma muy cachonda de “despertar al cuerpo” después del primer cafecito (y antes del número 29).


Haz ejercicio como si se acabara el mundo (igual sí)

Ya entrados a hablar de ejercicio físico (sabías que no la sacarías tan barata, ¿no es cierto?), estos días hay una explosión de clases de todo tipo en YouTube, Instagram y Facebook Live. Pilates, crossfit, yoga, zumba, HIIT, y mucho más. Mis favoritas son las clases en vivo en las que puedes ver y ser visto, y sentirte casi como si estuvieras allí. Son las únicas en las que no escaqueo porque me da vergüenza.


Dos recomendaciones más: la cadena de gyms Metropolitan ha abierto sus clases dirigidas a todo el público, y molan. Y otro que mola mogollón es este tío que da pilates en vivo para todo el mundo.


Igual tú conoces otras clases que no nos deberíamos perder y nos las comentas debajo. ¿A que sí?


Toma suplementos

Los médicos alertan sobre un posible déficit de Vitamina D durante estas largas semanas de encierro. Y, por supuesto, sugieren que ante todo complementes con una alimentación adecuada, como pescado graso (salmón, sardinas, trucha), hígado de bacalao (aunque las embarazadas deber evitarlo), yema de huevo, carne, vísceras, leche, margarina, cereales de desayuno, fórmula infantil y algunos yogures que están enriquecidos con esta vitamina. Pero como probablemente no nos hagas caso y no comas mucho hígado ni sardinas en los próximos días, una opción sensata es suplementar con 10 mg diarios de esta vitamina (las farmacias están abiertas o puedes comprarla aquí).


¿Por qué no aprovechar la cuarentena para despertar a tu superhéroe interior? Diseña tu plan personalizado y dale un upgrade a tu vida con SUPER. ¡Pruébalo aquí!





Photo by Jennifer BurkonUnsplash

Home | Misión  Soporte Contacto Blog 

©2020 YOULOSOPHY SL